Warning: ini_set() has been disabled for security reasons in /home/mangagas/public_html/manya/core/model/modx/modx.class.php on line 2352
Dr. Juan Mora | Articulo3

Temas de interés

 

Realidad del Balón Intragástrico

  • Por: Dr. Carlos Ballesta López
  • 02-04-2013

En nuestro post anterior analizamos las aportaciones de la endoscopia al tratamiento de la obesidad mórbida.Utilizando una comunicación del Instituto Carlos III sobre el balón intragástrico como tratamiento de la obesidad y difundido por la SECO( Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad)entre sus miembros, quiero sacar algunas conclusiones...

Por: Dr. Carlos Ballesta López

En nuestro post anterior analizamos las aportaciones de la endoscopia al tratamiento de la obesidad mórbida.

Utilizando una comunicación del Instituto Carlos III sobre el balón intragástrico como tratamiento de la obesidad y difundido por la SECO( Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad)entre sus miembros, quiero sacar algunas conclusiones:

-Como siempre hemos anunciado, igual que ahora lo hacemos con el POSE, el balón intragástrico es un procedimiento que NO funciona para la pérdida de peso, pues a partir de los seis meses se recupera la escasa pérdida conseguida.

-Los riesgos y complicaciones del balón intragástrico son iguales incluso superiores a los de la cirugía de la obesidad, como podrán comprobar si analizan los post que colgamos en el blog sobre cirugía.

Agradeceré que todos aquellos que lean este artículo lo difundan en foros y redes sociales para que no pase con el balón y el POSE como ocurrió con las preferentes en los bancos.

Incluimos la comunicación de la SECO y aquellos que lo deseen pueden solicitar el artículo completo a nuestro blog:

“Resumimos una publicación del Obesity Surgery que corresponde a un metanálisis realizado por el Instituto Carlos III del Ministerio de Sanidad que valora la
Eficacia y Seguridad del Balón intragástrico (BIG). Selecciona 15 trabajos
publicados(2 randomizados) con 3608 pacientes tratados con un BIG durante 6
meses. La pérdida de peso media fue de 15 kg.(12% del peso inicial) con
una reducción de 6 puntos del IMC. En los dos trabajos randomizados que comparan el BIG con un placebo+ dieta+ actividad física, solo hubo una pérdida de 7 kg.de peso(1.5 % del peso inicial ) y un descenso de 3 puntos del IMC. Pocos trabajos analizan la evolución del peso tras la retirada del balón ; sin embargo, observan, que la mayoría recuperan al año de la retirada. Respecto a la seguridad, hubo un 0,9 % de complicaciones graves ( obstrucción intestinal o perforación) con un 0.1% de mortalidad.”

En otro informe con el mismo objetivo elaborado por la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Galicia realizado en 2007( descargable en http://aunets.isciii.es) concluye que el BIG:

“Es una técnica que permite la reducción del peso en pacientes obesos aunque no consigue mantenerse en el tiempo” No debe usarse como primera opción terapéutica; antes está indicado un programa de dieta hipocalórica, actividad física y modificación de hábitos alimenticios.” Solo debería indicarse en pacientes candidatos a cirugía ( bariátrica o de otro tipo), que necesitan una pérdida de peso rápida pero limitada en el tiempo para
reducir el riesgo quirúrgico y anestésico.

Regresar